20 abril, 2024
Interes General

Qué pasa en el cerebro de una persona cuando juega y abraza a su perro

Los perros fueron domesticados hace más de 30.000 años y ayudaron a los humanos en numerosas tareas, como cazar, trabajar, pastorear y proteger a lo largo de la historia. Incluso, estas mascotas son capaces de comunicarse con las personas: son amigos fieles y comparten emociones con sus dueños.

Son muchos los estudios que investigaron y demostraron los beneficios fisiológicos y emocionales de las interacciones con animales, especialmente con perros. Concretamente, convivir con un perro aumenta las concentraciones de oxitocina, disminuye los niveles de cortisol y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. También reduce la reactividad al estrés, la ansiedad y la alteración del comportamiento y se considera un tratamiento eficaz para los trastornos mentales y del comportamiento.

Debido a estos beneficios para la salud, las intervenciones asistidas por animales (IAA) se utilizan cada vez más en diversos campos.

Ahora, un equipo de la Universidad de Konkuk. Corea del Sur, realizó escáneres cerebrales a 30 voluntarios para conocer los cambios específicos en la actividad cerebral mientras realizaban ocho actividades diferente con un perro.

Qué pasa en el cerebro de una persona cuando juega y abraza a su perro

La nueva investigación, publicada en la revista especializada Plos One, logró determinar los efectos psicofisiológicos y emocionales de las interacciones entre humanos y perros por tipo de actividad.

El estudio demostró que las actividades de interacción con animales, como jugar, pasear, masajear y acicalar a los perros, tienen un efecto positivo al facilitar una mayor actividad cerebral en participantes sanos. Esto indica que determinadas actividades activan la relajación, la estabilidad emocional, la atención, la concentración y la creatividad.

Jugar con el perro tiene un efecto afirmativo tanto en la relajación como en la concentración. Además, a través de una evaluación subjetiva del estado de ánimo, los resultados revelaron que las interacciones con perros pueden disminuir el estrés humano e inducir respuestas emocionales positivas.

Los participantes también informaron sentirse significativamente menos fatigados, deprimidos y estresados después de todas las actividades relacionadas con los perros.

Estos resultados proporcionan datos que forman la base para la composición del programa AAI. En estudios futuros será necesario confirmar la validez de estos hallazgos y dilucidar la correlación entre actividades específicas y patrones de ondas cerebrales para comprender mejor los mecanismos detrás de los efectos de la interacción entre humanos y animales.

Related posts

CREAR JUEGOS en Argentina presenta una nueva plataforma

Noticias al Momento

Conversatorio metropolitano: Hacia un mapa del delito participativo

Noticias al Momento

La Asociación Metropolitana de Editores Periodísticos celebró el Día del Periodista

Noticias al Momento